Las particiones horizontales del edificio cumplen la función de separar las distintas plantas del mismo. Su aislamiento es vital a nivel térmico, acústico y de protección contra incendios. Se trata de que las distintas plantas sean espacios totalmente independientes.

TÉRMICA: Las soluciones de aislamiento con lana de roca ROCKWOOL ayudan a la conservación de calor en suelos radiantes, o el incremento del confort térmico en particiones horizontales en contacto con espacios no habitados.

ACÚSTICA: Las soluciones de aislamiento Rockwool ayudan a atenuar los ruidos de impacto producidos por el arrastre de sillas, taconeo, caída de objetos, etc.

FUEGO: Las soluciones de aislamiento Rockwool no contribuyen al desarrollo de los incendios, al ser la lana de roca un material incombustible con la mejor clasificación de reacción al fuego.